El paciente es atendido por el especialista en la primera consulta, se investigan las circunstancias que rodearon la aparición de la úlcera, cuanto tiempo tiene en actividad, antecedentes de úlceras anteriores y tratamientos previos.
Se realizará un examen físico observando signos de la enfermedad vascular y se examinará cuidadosamente el aspecto de la úlcera. Se tomarán imágenes a fin de documentar el tamaño y estado de úlcera antes de iniciar el tratamiento.En la misma consulta se realizarán exámenes como la ecografía doppler duplex a color a fin de precisar el diagnóstico y establecer una especie de mapa de la circulación de las piernas.Este examen no es invasivo, es indoloro y permite localizar con precisión problemas en las válvulas de las venas, venas obstruídas, depósitos de grasa y calcio en las arterias de las piernas que comprometen la irrigación sanguínea.Eventualmente pueden requerirse otras pruebas como pneumopletismografía y pruebas de viabilidad tisular
Stacks Image 31
Stacks Image 63
Stacks Image 61
Stacks Image 55
Stacks Image 57
Stacks Image 59
Al finalizar la consulta será informado sobre los problemas detectados y se elaborará un plan para tratarlos. Este se realizará generalmente en forma ambulatoria e incluye medidas locales para favorecer la cicatrización como el uso de apósitos apropiados para controlar la humedad de la úlcera y proteger los tejidos locales, control de la carga bacteriana de la úlcera con apósitos antisepticos, antibióticos sistémicos y toma de cultivos. Durante el tratamiento podrá realizar las actividades todas las actividades diarias que acostumbra.Es muy importante entender que la mayoría de las úlceras en las piernas son causadas por trastornos de circulación y en el caso del pié diabético por presión inadecuada en la zona afectada siendo inefectivos los tratamientos locales como aplicación de cremas, ¨curas¨, ¨limpiezas quirúrgicas¨y antibióticos sin el tratamiento de la enfermedad causal. Nuestra filosofía es tratar en forma conjunta la enfermedad de base y la úlcera. El tratamiento causal puede incluir medicamentos diversos, medidas locales, procedimientos endovasculares mínimamente invasivos para eliminar la insuficiencia venosa o restablecer la circulación en las arterias obstruidas.Es fundamental el diagnostico del tipo de ulcera para seleccionar el tratamiento, ya que es totalmente diferente si la úlcera es de origen venoso, de origen arterial, pié diabético, enfermedad autoinmune, cancer, etc.Cicatrizar una úlcera puede tomar semanas o meses. Una vez comenzado el tratamiento es muy importante asistir a cada cura en la fecha programada. No hay un tratamiento único y efectivo, el tratamiento se adecua a cada tipo de úlcera, la enfermedad de base y demás factores que incidieron en su aparición.